domingo, 15 de julio de 2018

Fotitos (?) del Mundial 2018

Al igual que hace cuatro años, decidí robarle (?) fotos a la FIFA de su portal para representar un poco los partidos. Solo que para este Mundial, serán cuatro por encuentro en vez de una, más el jugador del partido.

¿En que me basé para elegir las imágenes? En nada. Algunas porque me gustaron. Otras porque fueron momentos claves del partido. Algunas las acomodé al azar, otras en orden cronológico y otras exactamente al revés. Hice lo que quise. Y bueno, no hay mucho más para decir, esto es un post comodín de puro material fotográfico (?). No inserto los videos de los resumenes porque se hace largo y pesado el post, pero FIFA tiene una linda lista de reproducción en YouTube. En fin, ahí les va:

jueves, 12 de julio de 2018

Bután vs. Montserrat, aquella "otra final"

Wangay Dorji, capitán de Bután, junto a
Charles Thompson, capitán de Montserrat.
Este domingo se juega la final del Mundial 2018, a esta altura ya todos sabemos cuando y donde se juega y quienes están involucrados. Pero la historia que les voy a contar tiene poco que ver con una final del mundo, pero mucho a la vez. Hay que retroceder al año 2002. Ni idea que pasó en ese año, pero el 30 de junio se enfrentaron Alemania y Brasil en la final del mundo. Un par de horas antes, se jugó "la otra final". En Timbu, capital del Reino de Bután, se disputó un amistoso entre la selección local y la de la isla caribeña de Montserrat, que en aquel entonces eran penúltimo y último del ranking mundial FIFA.

La historia de como surge esto y se fue dando es fantástica, y está todo en el documental "The Other Final", de origen holandés. Lo que iré contando es una lluvia de spoilers, así que si antes quieren ver la película, pues bien, aquí la tienen. Si les puedo contar lo que me costó conseguirla. En Netflix no está. No la encontré por ningún lado para descargar, como si hubiese desaparecido. Pero a veces es necesario empezar por los lugares que uno omite, y si, ¿donde estaba? En YouTube. Partida en ocho videos y sin subtítulos. Me tomé el atrevimiento de bajarlos y pegarlos. Busqué subtítulos en inglés, porque me es mucho más fácil leer dicho idioma que escucharlo. No encontré nada. De nuevo, había que empezar por el comienzo, y un amigo me los consiguió en español (había asumido que no existían). Con los dioses de mi lado (?), los pegué a la película y se los subo (otro atrevimiento que me tomo, por no decir actividad ilegal) para que lo vean. ¿HD? Olvidelo amigo, olvidelo amigo, busquesé otro tonto, amigo. Si ya lo hicieron, o no les interesa, sigamos. Sino los aguanto. Ah, ¿ya está? Bueno, vamos.

Eliminatorias para el Mundial 2002, y los Países Bajos (popular y erróneamente conocidos como Holanda, basta de esta equivocación) quedaron afuera de la competencia a disputarse en Corea del Sur y Japón. La selección naranja, que venía de ser cuarta en Francia 1998, quedó tercera en su grupo eliminatorio, por detrás de Portugal e Irlanda, y así se condenó. Ante esta situación, dos muchachos holandeses llamados Matthijs de Jongh y Johan Kramer (socios de una agencia de publicidad) se sintieron tan decepcionados que quisieron buscar algo para hacer (?), y decidieron organizar un amistoso entre las dos peores selecciones del mundo. Se fijaron en el ranking, y los equipos eran Bután y Montserrat. Esa es la historia oficial.

lunes, 11 de junio de 2018

Clasificando a las principales y más deseadas (?) competencias internacionales de clubes

Me pareció lindo arrancar con una imagen random pero no tanto.
Al-Ittihad de Arabia le ganó 1-0 a Al-Ahly de Egipto en los cuartos
del Mundial de Clubes 2005. Ahora tenemos 13 años más. (!)
Todos conocemos a esta altura de la vida que el mundo fútbol está divido en seis confederaciones continentales: CONMEBOL, UEFA, CONCACAF, CAF, AFC y OFC. Si usted no sabe cual es cual, está en el blog equivocado (igualmente, año 2018, ¿quién lee y quién escribe un blog?). En fin, hoy nos centraremos en las copas internacionales de dichas entidades, y de porcentajes, y de posibilidades y hasta quizás de fe (?).

Básicamente lo que planeo hacer aquí es un poco estadística realística y otro poco de fantasía. La parte realista es que mostraré con porcentajes debidamente elaborados las posibilidades de los equipos de cada país de clasificar a una competencia internacional. La fantasía es que lo haré de cara al Mundial de Clubes 2019, un torneo que no sabemos si se jugará, ya que Infantino tiene ganas de tirarlo a la mierda (¡que vuelva la Intercontinental entonces!) y armar algo más millonario e innecesario. Pero hagamos de cuenta que si se juega y vamos a darle.

jueves, 17 de mayo de 2018

El equipo más ganador de la Primera División de Argentina según pasa el tiempo

Nacho Fernández, el Gerrard argentino (?),
está intrigado por este post. Es fan del blog
a pesar de que el formato está muerto.
He escrito muchas veces sobre la historia del fútbol argentino y seguiré haciendoló. El título de este post no me deja mentir ni jugar mucho al misterio, aunque quizás no fui muy claro. Lo que veremos aquí es como, con el correr de los años, fue cambiando el club que más veces había ganado la Primera División del fútbol argentino. Como ya todos sabemos, el máximo ganador hoy por hoy es River, con 36 coronas, aunque para mi deberían ser 35, porque yo considero que la Copa de Oro de 1936 es una definición de copa entre los campeones de la Copa de Honor y de la Copa Campeonato de ese año, pero bueno, AFA lo cuenta como título de liga, idéntica situación a la Superfinal de 2013 entre Vélez (que ganó el partido) y Newell's. Me baso en los registros de AFA, pero en estos dos casos, disiento. Pero bueno, que le vamos a hacer, en el resto de los registros estamos de acuero.

Pero obviamente, River no siempre fue el máximo ganador. De hecho, el "millonario" apenas ganó un título en el amateurismo, y en Argentina hay fútbol organizado desde 1891. Entonces, ¿como fue cambiando la cosa? Para eso está el post de mayo de 2018 de La Volea de Farré.

jueves, 19 de abril de 2018

El campeonato nacional del 2000 en Brasil

Vasco da Gama campeón.
Recientemente se supo que la gran gran banda Divididos está regrabando su discografía. ¿Porque? Porque pueden. Entonces, ¿porque yo no puedo hacer un refrito de algo viejo que quizás con el tiempo no me gustó como quedó? Ojo, no me quiero comparar con Mollo (que es Dios y vos y yo no), pero me parece bien hacer algo así si realmente la situación lo amerita, que creo que es el caso. Nos vamos al año 2000, erróneamente considerado el comienzo del siglo y del milenio nuevo, cuando en realidad era el final de sus antecesores. La amenaza del Y2K había sido superada, sale a la venta la Play Station 2, el Boca de Bianchi comenzaba a extender su reinado de Argentina hacía América y muchos eventos más que no se, no me importan. En Brasil, por eventos que si analizaremos aquí, se tuvo que jugar un campeonato de 116 equipos.

Brasil ha tenido toda clase de torneos locos (?) a lo largo de su historia, y sobre muchos he escrito. También ya lo hice sobre el del 2000, pero como les dije, vamos a hacerlo mejor ahora. Porque, después de todo, un torneo de máxima divisional de 116 equipos no es para tomarlo a la ligera. Como para que no nos quejemos tanto del torneo de 30 equipos instaurado en Argentina en 2015 y del que nos estamos deshaciendo de a poco. Bueno, si es para quejarnos, pero ya está.